Victor diciembre 22, 2019
cruceros fluviales europa

Muchas son las razones por las cuales contratamos cruceros fluviales Europa, pero entre una de las más comunes es el disfrute de los muchos y diversos paisajes naturales que encontraremos en nuestro continente.

Son muchos los amantes de la naturaleza, que además de querer visitar las ciudades más prestigiosas a lo largo del crucero quieren disfrutar del aire libre, las especies animales autóctonas o la flora de la zona.

Aparte de contemplar los paisajes podremos hacer rutas a pie o elegir por alquilar una bicicleta y escaparnos para rodearnos de aire puro y de verde.

Canal de Caledonia en Escocia se trata de una vía navegable del Reino Unido que pasa a través de Escocia y que conecta Inverness, la costa oriental con Corpach, la costa occidental.

Este canal tiene un recorrido aproximado de cien kilómetros de suroeste a noroeste. Dos tercios de su recorrido están formados por los lochs que forman parte del Great Glen, una fantástica falla geológica en nuestra corteza terrestre.

A lo largo del crucero encontraremos un total de cuatro acueductos, diez puentes a lo largo de todo  el canal y 29 esclusas.

Spreewald en Alemania, se trata de uno de los espacios más bellos que encontraremos en este país. Está a tan solo una hora en tren desde la estación de Berlín, un bosque milenario único en Centroeuropa.

Está repleto de brazos de agua provenientes del río Spree y que empezaron a construirse desde el Medievo. El punto dónde más belleza encontraremos es  Lübbenau, en el estado federal de Brandeburgo.

Una villa de hace más de un siglo y con casas que tienen trescientos años de antigüedad. Recorreremos unos veinte kilómetros, viendo cigüeñas blancas o nutrias curiosas.

Aparte de ver antiguos puentes de madera rodeados de una naturaleza exuberante que cuenta con más de mil especies diferentes de plantas y animales.

A lo largo del crucero podremos atravesar  cinco esclusas, veremos la aldea de Leipe en la cual podremos disfrutar de un sendero antiguo de 1935 para ciclistas de 14 kilómetros.

Camarga, en el Ródano. Se trata de un parque situado a orillas del mar Mediterráneo que está rodeado del  río más grande de nuestra Europa occidental y su afluente, el pequeño Ródano. Se trata de una amplia extensión de 86 mil hectáreas

En esta amplia extensión podremos encontrar tres zonas,los cultivos al norte del delta, las lagunas y las dunas al sur y las salinas situadas al oeste y al este.

Lejos de las playas a las que acuden muchos turistas encontramos dominando el paisaje lagunas y pantanos fastuosos. Espacios arcillosos que sufren inundaciones en otoño y que se vuelven desérticos en épocas estivales. Los encontraremos decorados  con flores púrpuras y azules, como la lavanda del mar.

Su parque natural fue fundado por la Sociedad Nacional de Protección de la Naturaleza en 1970, y declarado reserva natural cinco  años después. Se trata de un auténtico paraíso para los animales y en especial para las trescientas especies  de aves que habitan en él.

Encontraremos también flamencos rosas, símbolo de la región de Camargue, toros o  caballos.

La rosaleda de Saverne de Alsacia. Conocida también como la ciudad de las rosas, lo encontraremos a los pies de la ciudad de Saverne. Son más de 8.500 rosas con unas 500 variedades de las que disfrutar.

El festival de las rosas se celebra en junio y al que podemos acudir si contratamos alguno de los muchos cruceros fluviales por Europa.

Nuestro continente tiene múltiples opciones para que  decidamos pasar nuestras vacaciones viajando por él,desde turismo natural, turismo histórico a turismo gastronómico. Además de estar mucho más cerca que lejanos paisajes de otros continentes que nos  requerirán más complicaciones o más tiempo para viajar hasta ellos.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *