Mesas que quitarán el hipo de tus invitados

Cuando miras tu vieja mesa de comedor es posible que pienses cosas como:

Cuantas veladas hemos vivido alrededor de ella”

“¿Cuánto hace que la compramos?”

“Quizás si arreglo esta parte dañada puede aguantar unos años más…”

Y es que a veces desprenderse de muebles que han estado contigo muchos años, cuesta.

Sin embargo toda esa nostalgia se irá de lleno cuando veas las últimas tendencias que existen en el mundo del diseño de interiores.

Mesas para crear nuevas historias y donde compartir momentos únicos alrededor de un gran festín o simplemente, disfrutando de la compañía de los tuyos.

Mesas de cristal

Está claro, ha venido para quedarse durante mucho tiempo. El cristal es uno de esos materiales que nunca pasa de moda del todo, sin embargo en cuestión de mesas hace un tiempo que no lo veíamos,

Las mesas de cristal están en alza y no es nada raro. Aportan un extra de elegancia y además ofrecen resistencia y aumentan la eliminación y amplitud de cada espacio.

¡Casi nada!

Mesas de madera

Otro de los materiales estrella que dejará sin aliento a tus invitados es la madera. Este material es el más usado desde que se inventó el mobiliario y no es para menos: Resistente, bonito, elegante y natural.

Las mesas de diseño fabricadas en madera se suelen combinar con otro tipo de materiales como el acero o el propio cristal.

También hay mesas que están fabricadas al 100% con madera y se encuentran previamente tratadas para que el paso de los años no dañe su belleza.

Un sinfín de colores y texturas que pueden variar según el tipo de madera usada y el tratamiento elegido.

El círculo es el nuevo cuadrado

Estamos acostumbrados a ver mesas rectangulares o circulares pero quizás se nos ha olvidado de que existen muchas más formas con las que crear mesas de diseño únicas.

Y es precisamente el círculo el que vuelve a estar de moda y se convierte en una tendencia al alza.

Óvalos o círculos que crean una sensación de recogimiento y armonía para todos los invitados.

Este tipo de mesa es ideal para amplios salones donde el espacio no sea un problema o para pequeños espacios que necesiten una mesa auxiliar donde compartir tentempiés con amigos y familiares.

Es hora de dejar la nostalgia y decir adiós a tu antigua mesa.

Hay otra ahí, esperándote y… ¡lista para construir nuevas experiencia!

¿Merece la pena ir directamente a un distribuidor de madera?

Quizás alguna vez te hayas preguntado si realmente merece la pena ir a un distribuidor de madera o sale más a cuenta comprar la madera en un local comercial generalista donde ofrecen más variedad de productos.

En este artículo te vamos aclarar de una vez por todas lo que es mejor para ti y para tu bolsillo.

Ventajas de comprar a un distribuidor de madera

Trabaja con primeras marcas

Una de las ventajas que tiene comprar directamente en un distribuidor de madera es que contarás con todos los beneficios que suponen las maderas de calidad.

Es cierto que en locales generales donde venden maderas y otras herramientas puedes encontrar maderas de calidad, pero seguramente no conocen el producto a la perfección como lo hacen los distribuidores de madera oficiales.

Por eso estarás seguro de que la empresa trabaja con marcas de renombre que por su trayectoria y oferta, ofrecen materiales de calidad que resisten al paso del tiempo y a las condiciones meteorológicas adversas.

Estarás mejor asesorado.

Si compras directamente en un proveedor, tendrás la certeza de que el profesional que te atienda sabrá contestar todas tus dudas y te ofrecerá apoyo y asesoramiento.

Quizás no sepas exactamente qué tipo de madera te conviene más para un determinado emplazamiento.

Un distribuidor oficial cuenta con la suficiente experiencia como para orientarte en todo momento.

Seguridad de abastecimiento

Si compras directamente a un distribuidor de madera no tendrás problemas en cuanto al stock del producto. En ciertas tiendas pueden lanzar ofertas interesantes, sin embargo el stock de las mismas suele agotarse con rapidez.

Algo que no ocurrirá nunca en un proveedor especializado en madera.

Servicio postventa

Además, acudiendo directamente a un distribuidor especializado como Agloma, tendrás la seguridad de que tras la venta del material seguirás contando con apoyo y resolverán las dudas que tengas sobre su mantenimiento o sobre qué tipo de cuidados debes tener para no dañar la madera.

En conclusión, ir directamente a comprar madera a un proveedor te aporta ventajas en cuanto a dinero, tiempo y sobre todo calidad y servicio al cliente.

Todas las ventajas para que puedas disfrutar de uno de los elementos naturales más codiciados de la historia.

Actualiza tu salón sin cambiar los muebles

renovar-salon

El reto de actualizar tu salón sin cambiar los muebles puede parecer complicado de principio, pero lo cierto es que si lo piensas no tiene por qué resultar difícil. ¿Qué es lo que le envejece más rápidamente en tu salón? Pues la parte textil, especialmente la tela del sofá, aunque también la tapicería de las sillas del comedor. Por ahí debemos de afrontar lso cambios que le darán una imagen más renovada y actual a tu salón, que volverá a verse como nuevo.

Cubre totalmente tu sofá con una funda

Las fundas elásticas que cubren totalmente el sofá, como las que puedes encontrar en sofundas.es son ideales cuando tu sofá está muy viejo o muy anticuado y quieres darle un cambio total. Transformarás tu sofá, que es la parte textil más importante de tu salón y podrás colocarle unos bonitos cojines para realzar su nueva imagen.

Escoge unas cortinas a juego y pequeños detalles para coordinar toda la estancia, como un bonito plaid que le aporte elegancia al sofá, y verás que gran cambio por muy poco dinero.

O cúbrelo parcialmente para darle un aire distinto

Hay sofás que tienen una tapicería realmente bonita y, aunque nos apetezca un cambio, nos resistimos a que no se vea al menos parcialmente el color original. Para eso están las fundas práctica, ya que este tipo de modelo solo cubre respaldo, asiento y reposabrazos si es procedente. Quedan a la vista los laterales del sofá y unos centímetros a cada lado del asiento y del respaldo, por lo que se produce un bonito contraste que modifica totalmente el aspecto del sofá.

Se consigue así que haga juego con unas cortinas nuevas o con una alfombra que acabamos de comprar y a la vez podamos seguir viendo el sofá original sin cubrirlo por completo.

Usa fundas para tus sillas de comedor

Las sillas de tu comedor pueden verse más viejas debido al los roces en el asiento. Los tapizados se van levantando o se ensucian y son imposibles de devolver al color original. En algunos casos, no hay problema alguno con su estado, pero sí con su estampado que tal vez era muy elegante hace diez o quince años pero ahora se ve totalmente fuera de lugar.

Las fundas para las sillas harán que estas recuperen toda su vigencia, se vean perfectamente nuevas y, además, cada vez que necesites lavarlas podrás sacarlas y hacerlo con total facilidad.

Actualiza tu salón sin cambiar los muebles gracias a las fundas y a los complementos textiles y verás qué rápido cambia todo sin tener que gastar mucho dinero.

¿Se te ha roto el cuadro de tu salón o habitación? No lo tires, tiene solución

cuadros modernos

Todos nosotros hemos tenido algún cuadro colgado en alguna pared de nuestra casa, encima del sofá del salón, en la habitación, en el recibidor… y muchos de esos cuadros también han acabado en trasteros o garajes.

Tanto los cuadros modernos como los cuadros antiguos, suelen estar hechos en lienzos. Ese material, si se engancha o cae encima de una superficie, si no se tiene cuidado puede llegar a rasgarse. Si, en alguna ocasión, tenemos la mala suerte de que se nos rompa un cuadro, podremos repararlo de dos formas. Si la fisura es pequeña, pondremos un parche especial, pero hay ocasiones en las que el cuadro se rasga de extremo a extremo.

¿Qué hacer en estos casos?

Muchos de nosotros pensaríamos que el cuadro no tiene solución y lo dejaríamos así o lo tiraríamos directamente a la basura. Pero si que existe una solución y se llama forración o, lo que es lo mismo, un reentelado completo.

¿Cuales son los pasos que se dan en el arreglo de cuadros rasgados?

  1. Lo primero  que tendremos que hacer es cubrir nuestro cuadro o empapelarlo para que no se rasgue más y llevarlo  a un taller especializado. 
  2. Una vez allí colocarán el cuadro en una superficie plana para proteger el lado visto (o la parte  del cuadro que se ve) con papel de seda y cola animal. Dependiendo de si queremos proteger, sentar el color o fijar capas sueltas de pintura, la concentración de esta mezcla variará. Un dato curioso es que los restauradores llaman a esa mezcla cola de conejo. Y es que está hecha con pieles, huesos cocidos, rebajada con agua y con algún fungicida.
  3. Una vez aplicado este ungüento, se acercarán las partes rotas hasta la posición correcta. Dependiendo del restaurador, la obra se protegerá antes o después de desmontarla del bastidor  (o marco). Si los extremos se han roto y el bastidor ayuda a fijar la obra, es mejor no desmontarlo antes de fijar la tela por detrás.
  4. Una vez tenemos protegido el cuadro, comprobaremos que no hayan abolsados y que se hayan corregido los posibles levantamientos o arrugas. Una vez tenemos esto procederemos al reentelado. Para ello la tela que queramos usar, deberá ser lo más parecida a la del cuadro, en firmeza, composición y textura. Es importante que ambas telas tengan los mismos procedimientos  de captación de humedad para que  no haya diferencias.
  5. Montaremos la nueva tela en un telar y la “fatigaremos” (se humedecerá y se estirara en un telar para la ocasión) para posteriormente unir las  dos telas, la original y esta.

¿Cómo se pegan ambas telas?

Encontraremos diferente tipos de pegamento dependiendo de las características de cada cuadro. Entre los diferentes tipos encontraremos “la gacha” o “la colletta italiana”.

  1. Este proceso es el más complicado de hacer, se recomienda siempre acudir a un restaurador experto, ya que hay que encontrar el punto exacto entre el pegamento y las dos telas, que no se desordenen pero que tampoco queden muy rígidas. Si no hemos alisado bien el pegamento quedarán grumos…
  2. Una vez comprobado que todo está en orden, protegeremos ambas telas para que el pegamento no traspase.
  3. Una vez situada la tela nueva, se aplicará presión y calor para que ambas telas se asienten.
  4. Cuando vemos que el cuadro está seco, quitamos este del telar, se retira la protección del papel de seda y se monta en el bastidor. El montaje debe ser lo más rápido y preciso posible para que la tela no se arrugue en el proceso.

 Y ya podemos  disfrutar de nuestra obra de arte, cuadros familiares o  cuadros modernos como si no les hubiese pasado nada.